Saltar al contenido

La caña de pescar como la mejor herramienta de los pescadores

Puede que suene redundante, pero a menos que quieras pescar con lanza y red no necesitarías una caña de pescar, sin embargo, esto no es lo más común. Veamos por qué conviene tener una caña de buena fabricación y los detalles que debemos tener en cuenta a la hora de usarlas.

¿Por qué comprar una caña de pescar?

Mejor flexibilidad

Es posible que estés pensando usar una de fabricación casera con bambú, pero a diferencia de estas, las fabricadas con metales o combinaciones de materiales resistentes, pueden doblarse mucho más sin partirse cuando sacas los peces del agua.

La flexibilidad es un tema complejo e importante, tanto así, que podemos encontrarlas clasificadas como extra rápidas, rápidas, moderadas o lentas.

Para explicar un poco este punto, tenemos que las rápidas solo curvan un cuarto del cuerpo de la vara, mientras que las que lo hacen hasta la mitad se consideran moderadas, y las que doblan más de la mitad de su cuerpo son las lentas. Unas permitirán hacer cosas que las otras no y viceversa.

Adaptabilidad

No todos los peces se pueden pescar con la misma caña, ni tampoco se puede usar la misma para todas las modalidades de pesca, por eso existen modelos hechos con distintos materiales como el aluminio, fibra de carbono, fibra de vidrio, grafito, y mezclas para darles otras propiedades.

También nos encontramos con que según el lugar de pesca se recomiendan distintos tipos de cañas, como para pesca en costas de mar, en barco, en ríos, pesca en arroyos y un sin fin más.

La importancia de tener una caña de pescar de fabricación industrial, es que sus diseños han sido cuidadosamente pensados y perfeccionados durante años, debido a los diferentes entornos de pesca y la inmensa cantidad de especies surge la necesidad de crear diseños muy específicos.

Las cañas de fibra de carbono son las que mejores cualidades tienen para esta práctica deportiva, y esto se debe a su gran resistencia y poco peso, lo que las vuelve muy livianas sin temor a que puedan deformarse permanentemente o romperse.

Aunque por lo general son de gama alta y las más utilizadas, se desaconseja por completo su uso en días con tormentas debido a sus propiedades de conducción eléctrica. Como alternativa en este caso, las de fibra de vidrio pueden ofrecer un buen rendimiento sin comprometer tu salud.

Mayor alcance

Estamos de acuerdo en que la longitud y poder alargarse o contraerse es una característica necesaria y con la que no cuentan las cañas de una pieza; esto te da mayor alcance si necesitas llegar a aguas más lejanas que por tu ubicación se vuelve complicado.

La flexibilidad, junto con la capacidad de poder alargarse, te permiten lanzar el anzuelo con mayor alcance.

Como ves, las cañas de pescar son la herramienta fundamental de todo pescador, tanto si eres aficionado como experto. Sea cual sea el estilo de pesca y la zona a la que vayas, hará una gran diferencia optar por una con las características apropiadas para mejorar tus resultados.